viernes, 11 de febrero de 2011

True Grit



Entrañable así es como puedo calificar a este remake hollywoodense (True grit, 1969).

Ethan y Joel Coen la dupla más famosa de directores-guionistas de la industria hollywoodense vuelven a recurrir al western para entregarnos una pieza deliciosa de principio a fin, "Temple de Acero" es simplemente perfecta. Para empezar el guión es fantástico los Coen vuelven a tocar temas comunes como el destino de los seres humanos (que tocaron en "No country for old men) y temas profundos como la Venganza. Esta adaptación es más fiel a su fuente original la novela homónima escrita en 1968 por Charles Portis y los Coen privilegian el personaje de Mattie Ross convirtiéndola en la protagonista.

En las actuaciones, Hailee Steinfeld quien es la protagonista y no un personaje secundario (como en las premiaciones de las sociedades de cine y recientemente el Oscar) es el alma de la película... su actuación es APABULLANTE y a su corta edad nos deja fascinados con su talento aunque su triunfo como mejor actriz de reparto en los Oscar está muy difícil no hay que dejarnos de sorprender si al final la Academia condecora su estupenda interpretación. La actuación de Jeff Bridges igual ESTUPENDA e inclusive, superior a la de "Crazy heart". Matt Damon simplemente BIEN.

La Fotografía y la Música son lo más destacable dentro de la película. Desde la primera escena cuando nos muestran un típico pueblo del viejo oeste sabemos que estamos ante una película de buena manufactura en los aspectos de dirección de arte y fotografía y lo terminamos de comprobar en la travesía de los protagonistas cuando van en busca de Tom Chaney el villano de la película. En cuanto a la música las piezas que acompañan toda la película son excelentes que la hacen aún más disfrutable y a Carter Burwell le quedaron a deber la nominación al Oscar a Mejor Banda Sonora.

Finalmente, la dirección de los Coen es destacable y nos vuelven a entregar un nuevo clásico de la cinematografía mundial al igual que una de sus mejores películas en año por algo su cine es reconocido en todo el mundo.

"Los malvados huyen cuando nadie los persigue, pero los justos son temerarios como un león". (Proverbios: 28:1)